Contacto

Quinta PROUT #11-20, Calle Terapaima con Mosen Sol, al final del Colegio María Santísima, adyacente al CEMS, Urbanizacion El Marques, Caracas 1070, Venezuela. Tel. (0212) 238.86.65, (0212) 886.23.23. ivip[at]prout.org

Cartas de ex-voluntarios

El voluntariado en el Instituto Venezolano de Investigaciones de Prout (IVIP) en Caracas
por Dave Heighway

[candidato a la licenciatura en Desarrollo y Relaciones Internacionales en la Universidad de Aalborg en Dinamarca.  Reside en Pemberton, British Columbia, Canada- se le puede contactar a daveinthe604[at]yahoo.com]

En la primavera de 2007 trabajé por tres meses y unos días como interno en el Instituto Venezolano de Investigaciónes de Prout (IVIP) en Caracas.

Deseo describirles algunas de mis experiencias para inspirar a los que piensen hacer un voluntariado en Venezuela, y que esperen acercarse a la ‘revolución’, como se le llama.

Ya habrán leído en la página web algo sobre P. R. Sarkar, sobre PROUT, y la Declaración de la Misión del Instituto.  Si aun no se han familiarizado, lo que más le va impactar es el aspecto espiritual de PROUT y las adyacentes esferas económicas espirituales de la vida.  Por supuesto, esto es lo que enriquece a PROUT y al tan variado tipo de experiencia que se puede tener en el Instituto de Venezuela.

Todo el personal es voluntario, incluyendo a Dada, el director, y todos dan una buena acogida y son accesibles, lo que crea una instantánea atmósfera de amistad.  El PRIV es una organización pequeña con personal internacional (aunque sea parte de un movimiento mucho mayor mundial de PROUT.) y tiene menos de un año.  Siendo pequeña, se identifica mayormente por las personas que trabajan allí, lo que significa que todos son importantes.  Se practica la habilidad de comunicación pacífica e interpersonal, lo cual se prueba diariamente en un entorno general de desafío y crecimiento.  El reconocimiento de los escritos sobre PROUT, incluyendo el libro de Maheshvarananda Después del Capitalismo, dentro de  Venezuela y fuera a través del mundo, provee legitimidad tanto a la filosofía como al Instituto.

En cuanto a los proyectos potenciales,  Dada es extremadamente flexible y abierto al descubrimiento de trabajo que pudiera ser de provecho a un futuro voluntario y al Instituto.  Dada y yo estuvimos de acuerdo en un proyecto que proveyera el marco para la comprensión del rol de las cooperativas en la ‘socialización’ de la economía venezolana, porque el PRIV tiene como la mayor tarea la educación cooperativa.  Ese estudio sirvió como proyecto para mi licenciatura en Estudios de Desarrollo Internacional y aparecerá en la página de IVIP (www.ve.prout.org) próximamente.

Sin parecer demasiado como una guía de viaje, puedo decir que Venezuela fue una experiencia poderosa.  La gente es cálida, servicial, amistosa y generalmente paciente con aquellos que están aprendiendo el español.  Caracas, siendo una capital sudamericana, no carece de desafíos.  Es sucia, ruidosa, y posee su cuota de crímenes (aunque personalmente no tuve problemas)   A la vez las calles están cargadas y repletas de vida política.  En términos a la experiencia del voluntariado sería difícil imaginar un lugar revolucionario más importante históricamente para trabajar que Venezuela.  Del lado práctico, Caracas tiene poca infra-estructura para turistas, puede resultar difícil encontrar un lugar para alojarse, aunque el Instituto puede asistir en algo.  Obviamente, ayuda tener algún conocimiento de español, o al menos tener la voluntad de aprender, hay muchas oportunidades de estudiar.  Finalmente, creo que vale la pena comentar la belleza natural del país, desde los Andes al Caribe, del Delta del Orinoco,  Por menos  de 30 USD pueden recorrer todo el país en ómnibus desde Caracas.

Estaré encantado de contestar cualquier pregunta que puedan tener de mi experiencia en Venezuela.

 

Dave Heighway
Aalborg, Denmark
12 de Junio de 2007