“Cómo ser el Maestro Preescolar Más Efectivo del Mundo” por Mary Jane Glassman

Mary Jane Glassman“Cómo ser el Maestro Preescolar Más Efectivo del Mundo”
por Mary Jane Glassman, directora del Preescolar Neohumanista “Morning Star”, Denver, Colorado, EE.UU.
Ponencia de la Conferencia Global de Educación Neohumanista en la Universidad Central de Venezuela, Caracas – 14 de abril de 2014.

Investigadores científicos de los Estados Unidos han estudiado durante varios años los efectos de la educación preescolar de alta calidad (niños de 2,5 a 5 años de edad). Hallaron que, mientras en la etapa preescolar y de primer grado los niños que asistieron a cursos previos pueden estar adelantados respecto de otros que no recibieron los beneficios de los estudios pre-académicos, ya en el tercer grado escolar esta ventaja ‘se equilibra’ y no es sustentable. ¿Cuál es, por lo tanto, el valor de la educación de calidad en niños en edad preescolar?

Los resultados de estas investigaciones indican que los adultos que han experimentado la educación preescolar de alta calidad tienen más probabilidades de:
Completar mayores niveles de educación,
Percibir salarios más altos,
Gozar de mejor salud,
Mantener relaciones más duraderas,
Y son menos propensos a cometer un crimen o ser encarcelados.

¿Qué significa esto? Esto significa para mí que una educación de alta calidad en la infancia temprana otorga una base socio-emocional más fuerte, que puede ser beneficiosa durante toda la vida. Cuando un adulto posee un fuerte equilibrio socio-emocional, es más propenso a adoptar una posición constructiva, a ejercer una influencia más positiva en la sociedad y a ser un mejor, más positivo ser humano.

La educación en la infancia temprana se ha hecho popular en todo el mundo pues enseña al niño a cultivar relaciones, alimenta el desarrollo de un mayor entendimiento de sí mismo, de otros niños, de otros seres vivos, de nuestro planeta. Las relaciones son la base misma de todo lo que hacemos.

El desarrollo social y emocional positivo ocurre cuando los estudiantes perciben que el maestro se preocupa por ellos. Este factor es esencial en la educación neohumanista basada en el yoga. La relación entre el estudiante y el maestro puede ser la clave para una vida exitosa. ¿Cuáles son las condiciones de aprendizaje ideales para el niño?
Cuando está contento, relajado, seguro y conectado con los demás.
Cuando le emociona la información que se está compartiendo.
Cuando está libre de miedo y comportamientos amenazantes.

La actitud primordial de todo maestro preescolar incluye:
Construir una relación positiva y atenta con cada niño, especialmente aquellos con conductas más desafiantes

Los docentes neohumanistas están dedicados a “no dejar a ningún niño rezagado”.

¿Cuáles son las prácticas ideales para maximizar el potencial total de cada niño?
¿Cuáles son las prácticas ideales para establecer una relación fuerte con cada niño?
Existen 7 claves para ¡Ser el Maestro Preescolar Más Efectivo del Mundo!!!

1) Proximidad física / Vínculo físico
¿Cómo demuestra el maestro su interés por el niño?
Inicialmente, el maestro expresa este interés por la cercanía física con el niño. Al conversar con el niño, el maestro baja al nivel de sus ojos y le habla cara a cara, mirándolo a los ojos. Quisiera que por un minuto se imaginen que son Gulliver y que están en el país donde todos son tan altos como el techo de la habitación en que ahora se encuentran. ¡Oh! Pero hay una persona que siempre se agacha y te habla cara a cara. ¿Cómo se sintiría eso?

Hay muchos otros modos en que el maestro neohumanista puede promover la cercanía física en el aula preescolar. Piense en todos los mudras que vemos y usamos con frecuencia en nuestros días. Manos abiertas, golpear los nudillos, palmear la espalda, abrazar, sentarse en el regazo del maestro –tantas caminos para demostrarle al niño que estás interesado en él.

¿Con qué frecuencia demuestra cercanía el maestro? A menudo. Con frecuencia… tanto como le sea posible. Los maestros están comprometidos a ‘amar’ a cada niño a su cargo. Los maestros preescolares quieren ‘llenar la taza’ de cada niño, hasta que esté desbordado de amor y de cuidados.

¿Por qué hacemos esto? Para construir una conexión. Para fortalecer una relación. Para demostrarle a cada niño que se los ama. Para demostrarle a cada niño que alguien se preocupa por ellos. Ese es el deseo de cada ser humano. Todos lo desean. Es lo que todo niño en un aula neohumanista sentirá y experimentará.

2) Compartiendo con el niño
¿Cuál es la esencia de la relación estudiante-maestro?
¿Cómo se aproxima y genera un vínculo donde maestro y niño comparten mutuamente?
Haciendo cosas junto con los niños, en forma individual y colectiva.

Iniciamos conversaciones simples. “Cuéntame de tu familia. ¿Qué hiciste ayer con tu mamá? ¿Cómo dormiste anoche? Cuéntame del lugar donde vives. ¿Tienes mascotas?” Los maestros toman su tiempo para escuchar atentamente lo que cada niño tiene que decir.

Algunas veces los maestros demuestran amor a sus estudiantes, aun cuando sepan que los estudiantes pueden hacerlo por sí mismos. Podemos ofrecer ayuda… tal como ayudarías a un amigo. “Déjame ayudarte con tu abrigo.” “Oh, te falta un zapato. Puedo ayudarte a encontrarlo.” Cuando el niño está en dificultades, ofrézcase a hacer la mitad de la tarea. “Olivia, puedo calzarte este zapato, y luego tú puedes calzarte el otro.” Los maestros demuestran cortesía, amabilidad y cuidado, tal como lo harías con tu mejor amigo.

Los maestros comparten materiales que ayudarán a extender las aventuras lúdicas de los niños. “Hola Sofía, ¿con qué juegas? Oh, estás jugando con los bebés. Sé dónde hay más frazadas. ¿Qué piensas? ¿Puedes usarlas? Iré por ellas”.

La investigación científica demuestra que cuanto más se sitúa el maestro en el mismo nivel que el niño, ya sea sentado en una silla o en el suelo -esto crea un vínculo socio-emocional más fuerte. Los maestros ya no supervisan a distancia. Los maestros se involucran con los niños en el piso, en el suelo, jugando con ellos, riendo con ellos. El maestro preescolar del nuevo milenio camina lado a lado con cada niño. Maestro y estudiante experimentan cada día moviéndose juntos… en una cooperación amable, llena de amor y amistad.

3) Cómo comparten y se preocupan por sus compañeros
En el aula preescolar queremos ver a los niños interactuando con otros niños, a los niños compartiendo proyectos de trabajo, jugando juntos, divirtiéndose juntos. ¿Cómo apoya el maestro preescolar el desarrollo de relaciones del niño con sus compañeros? Una técnica es hacerlo a través del juego en equipo. En el juego en equipo todos los niños son puestos en parejas. El maestro permitirá a veces que se formen parejas libremente, pero otras veces formará las parejas con una intención determinada.

¿Qué clase de actividades pueden hacer las parejas? El maestro puede decidir que cada pareja se involucre en una actividad diferente, o todas las parejas de la clase pueden hacer la misma actividad juntos. La Lectura en Pareja es una actividad simple en la que un compañero lee un libro para otro y luego su compañero hace lo mismo. Otras actividades en pareja pueden incluir hacer una pintura o un dibujo juntos, hacer yoga juntos, construir con bloques o jugar juntos a las mascotas.

¿Cuál es la ventaja de dicha actividad? Los estudiantes pueden experimentar de qué modo jugar unos con otros. A través de una experiencia muy breve, pueden descubrir qué le gusta y qué no le gusta a sus amigos. El maestro puede caminar por el aula y asesorarlos, ayudarlos y felicitar a los estudiantes que compartan y sean ‘amistosos’.

¿Cuánto duran los juegos en pareja? Generalmente, 10 minutos. Es más efectivo cuando se hace a diario.

Durante su trabajo con preescolares, los maestros recuerdan que los niños simplemente se embarcan en esos primeros pasos de la vida. Muchos jóvenes no saben cómo jugar con otros, cómo comenzar un juego de forma positiva, y no tienen la habilidad de turnarse para jugar. Los maestros deben ‘asesorar’ a los niños y darles ‘instrucciones’ sobre cómo jugar juntos. Deseamos que tengan conflictos que les permitan encontrar el camino hacia la competencia emocional social. Si no saben llegar del Punto A al Punto B en una situación social, entonces déles la información. En las etapas tempranas del desarrollo de sus relaciones, puede que el maestro deba dar a los niños el propio guión, las propias palabras. Una vez que los niños se sientan más cómodos con ‘el guión’, comenzarán a experimentar y encontrar sus propias palabras.

En este esfuerzo por ayudarlos a desarrollar amistades compasivas, los juegos de rol con marionetas pueden ser extremadamente efectivos. Los niños AMAN ver a las marionetas hacer cosas DE FORMA INCORRECTA. Les encanta acercarse y ayudar a la marioneta a hallar una forma ‘más amigable’. Los maestros que utilizan una marioneta en el aula para ejemplificar algo encontrarán que los niños asimilan la información un 300% más rápida y efectivamente, comparado con una charla o una lectura, Y TODOS SE RÍEN Y DIVIERTEN. Puede que la marioneta golpee a alguien en la cabeza, tome un juguete, se acerque a uno de los niños, etc. El uso de marionetas es una FORMIDABLE HERRAMIENTA para que los niños aprendan mejores respuestas socioemocionales a situaciones cotidianas.

Otra técnica que sirve de ayuda para comunicar a los niños qué les gusta y qué nos les gusta a sus amigos es conversar con ellos acerca de los dos tipos de comportamiento: “vibraciones positivas” (cálido) y “comportamiento espinoso” (frío). La marioneta pide a los estudiantes que describan qué es el comportamiento cálido de “vibraciones positivas”. Puede dar algunos ejemplos como compartir un libro o rascar la espalda a un amigo, además de pedirles que compartan sus opiniones.

Luego preguntará a los estudiantes qué piensan que es el “comportamiento espinoso” (frío). La marioneta puede dar otros ejemplos para ilustrar ambos comportamientos, y los estudiantes deberán adivinar si el ejemplo es de “vibración positiva” o si es un “comportamiento espinoso”. Cada día, el docente identificará y hará notar estos comportamientos cuando se manifiesten naturalmente. Puede que a los niños que exhiban un “comportamiento espinoso” se les pida que vuelvan a intentarlo, o que respondan a otra situación con una “vibración positiva” distinta. “¿Puedes intentar haciéndolo de otro modo? ¿Puedes intentar hacerlo con una “vibración positiva”?

Los docentes neohumanistas intentan que los niños muestren a sus compañeros que les importa su bienestar. Cuando el docente esté muy ocupado, invite a otro niño a que ayude a un estudiante a resolver una necesidad. Cuando un niño caiga al piso en el patio, enseñe a los niños que el niño más próximo puede ayudarlo a levantarse y acompañarlo para que el docente lo vea. ¿Cuántas situaciones surgidas en el aula cada día pueden ser resueltas por otro estudiante y no por el docente? ¿Qué actividades puedes sugerir en el aula que fomenten el trabajo y la ayuda mutua entre los propios niños?
Por ejemplo: “hoy vamos a turnarnos durante el día, acercándonos a un compañero o compañera a decirle algo que nos agrada de él o de ella”.
Proponga a los niños sentarse en fila, como vagones de tren, para que puedan masajear los hombros del alumno sentado enfrente.
¿Qué más puede hacer para promover que los niños se ayuden entre sí? ¿Qué ayuda puede darse a los niños para que compartan la búsqueda de soluciones?

Una Cartelera de Tareas muestra las tareas de cada niño para la semana. Estas tareas pueden ser: ayudar en la escuela o ayudar a otros, por ejemplo, con los abrigos, en el barrido de pisos, como bibliotecario, ayudando a los más pequeños a la hora de la siesta, alimentando a los peces, regando las plantas, ayudando a servir el almuerzo, como inspector interno de la escuela (verificando que todo haya sido guardado), inspector en las salidas al exterior de la escuela, cuidador, para resolver problemas, etc.

Un reloj de arena es la MEJOR HERRAMIENTA para ayudar a los niños a compartir. ¡Observar cómo la arena viaja desde la parte superior del reloj a la inferior es absolutamente mágico! Los niños pueden ver cómo pasa el tiempo, cuándo será su turno, y les da un sentido de seguridad y confianza en que sus necesidades serán resueltas.

Déles autoridad a los niños para que:
Sean ellos quienes presten ayuda.
Sean ellos quienes apoyen a otros.
Sean ellos quienes den consuelo a otros.
Ellos mismos resuelvan sus problemas y conflictos.
Colaboren en la administración de la clase.

Hágales saber a los niños que son miembros valiosos de la sociedad de la clase.

4) Comunicación/Interacción
El mejor regalo que un maestro puede dar a un niño es cantar, hacer rimas, leer poemas, jugar con ellos. ¿Por qué? Porque estas son actividades que elevan el espíritu y redireccionan los pensamientos en forma positiva. Son actividades que nos unen. ¡La vida es perfecta cuando todos cantan juntos en la clase! ¿Cuándo cantaremos? Como Mary Poppins -durante todo el día- mientras limpiamos el aula, mientras vamos de un lado a otro, al sentarnos a comer -en cualquier momento de cambio de rutina o actividad.

La ciencia que estudia el cerebro ha demostrado que hay tres cosas que el cerebro NO PUEDE RESISTIR. Estas son la rima, el ritmo y la repetición. Conocidas a veces como “las 3 R”, estas tres herramientas, usadas al mismo tiempo, o sólo un par de ellas cada vez -son muy poderosas. Cuanto más las use el maestro en clase, mejor será el resultado, el involucramiento y el relacionamiento con los estudiantes.

Los docentes neohumanistas demuestran y apoyan la enseñanza para el desarrollo de la conversación. Los docentes no olvidan que los niños están dando el primer paso en el aprendizaje de la comunicación.

Pregunte a los niños:

Cuéntame algo bueno que te haya ocurrido en el día de hoy.
Acerca de la actividad que realizan mientras la realizan.
“Mira cómo mueves el marcador de arriba abajo de la hoja. Pienso que es extraordinario.”
Cuéntame acerca de esta estructura de bloques.
Dime lo que más te gusta en todo el mundo.

Los docentes felicitan y destacan a los niños (verbalmente y en voz alta) cuando toman decisiones socialmente favorables -cuando ve que comparten, toman turnos ordenadamente, son amables, considerados, amistosos. Haga comentarios positivos sobre su esfuerzo y participación. Con demasiada frecuencia, nuestra comunicación tiene una base negativa. Reconozca que se fija en lo que están haciendo. Permita que sepan que disfruta del tiempo que pasa con ellos.
Eres tan buen amigo.
Siempre prestas una gran ayuda.
Te extrañé tanto ayer, ya que no estuviste.
Te quiero mucho.

Conversar con los niños pequeños es una forma efectiva de construir una relación de afecto. ¿Qué preguntas puede hacer que extiendan y alarguen la conversación? ¡¿Cómo animar a sus pequeños amigos a que hablen todavía más?! El objetivo de una conversación exitosa es llegar a cuatro turnos. Eso significa que (1) yo hablo, (2) el niño habla, (3) yo hablo, y (4) el niño habla. Con los niños de 4 a 5 años, el maestro procurará que se hable seis veces en lugar de cuatro.

Existen dos clases de preguntas: simples y complejas. Las preguntas simples se dirigen a los niños tímidos, y a los niños de 2 a 3 años de edad. Estas son las preguntas ‘¿qué?’, ‘¿dónde?’ y ‘¿quién?’ Requieren respuestas breves solamente.
¿Qué estás haciendo? ¿Dónde está tu zapato? ¿Quién es él/ ella?

Luego están las preguntas más complejas… preguntas que inspiran un pensamiento elevado y crítico. Estas son las preguntas ‘¿cómo?’ y ‘¿por qué?’ Estas preguntas extienden y alimentan la charla.

¿Por qué crees que el agua se está calentando?
¿Cómo decidiste usar crayón y pintura en el papel?

Entonces, ¿qué actitud tomará el docente compasivo frente a las respuestas de los niños?
Bien niños, hemos estado hablando sobre dinosaurios y hoy he traido a mi amigo ‘cuello largo’. Ella es vegetariana. Se alimenta de los frutos de las plantas, arbustos y árboles. Levanten la mano si pueden decirme qué come este dinosaurio.
Los estudiantes dirán: bananas, aguacates, tomates.
Y un estudiante dirá: hamburguesas.

Corregir o no corregir -esa es la cuestión. Los docentes deberán recordar una y otra vez que los niños pequeños se encuentran dando sus primeros pasos en la vida. Cuando un niño está aprendiendo a tocar el violín, puede que lo tome… bueno, digamos incorrectamente. ¿El docente irá a corregirlo inmediatamente? No, esperará y permitirá que el estudiante disfrute del instrumento… y con un poco de tiempo, lenta, muy lentamente cambiará la posición de su brazo derecho, y luego, la de la muñeca derecha, y después la del codo izquierdo, y la muñeca izquierda.

De modo que, ¿cuán importante es corregir a los niños pequeños en el mundo de la enseñanza de la conversación? Al principio toda respuesta es buena. ¿Y esto en qué universo es correcto? Cuando hacemos preguntas a un niño pequeño, le estamos pidiendo que: 1) piense sobre un tema; 2) formule una hipótesis; 3) junte ciertas palabras para armar una oración; 4) espere pacientemente mientras levanta la mano; 5) hable sin temor. Esto es MUCHO. En el principio, en el primer paso del desarrollo, todas las respuestas son bienvenidas. Como docentes, los estamos animando a pensar, a adivinar, a contribuir. Corregirlos puede llegar un poco después.

Al comunicarse con los niños, déles:
Mucho tiempo para responder… especialmente a los varones.
A cada uno su turno para hablar.
Completa atención a lo que dicen.

¿Qué es lo que aprendemos a través de la conversación? A turnarnos, paciencia, cooperación, amabilidad, a escuchar, concentración -habilidades necesarias para una exitosa experiencia en la escuela primaria.

¿Con qué frecuencia habla el docente con cada niño? Tan seguido como sea posible durante las horas de juego, recreo, al llegar, en el almuerzo, la hora de ir al baño, a la hora de salida… siempre que le sea posible.

¿Por qué haría esto el docente? Para construir un puente hacia cada niño. Para establecer contacto.

5) Incorporando Diversión y Júbilo al Relacionamiento
¿Cómo hace el docente para que el niño se divierta aprendiendo?
¿Qué hace reír a los niños? Integrar estas cosas a las actividades diarias.
¿Conoce el interés principal de cada niño?
Diviértase y ríase con ellos. No tema parecer tonto.
Asegúrese de compartir experiencias trascendentes con los niños.
Demuestre entusiasmo. Sea expresivo.
Cante sin motivo alguno. Ría sin motivo alguno.
Juegue con ellos.

¿Cómo puede todo esto mejorar el aprendizaje? Al establecer conexiones con los niños, el comportamiento desafiante disminuye. El aprendizaje ‘se pone por las nubes’.

6) Empoderando las relaciones con actitudes positivas
¿Cómo es el clima en su clase?
¿Es soleado? ¿Nublado? ¿Lluvioso? ¿Hay relámpagos y truenos? ¿Qué clase de clima le gustaría tener en su clase? ¿Cómo puede el docente fomentar el ‘clima más positivo’?
A través del cuidado y amor incondicional.
Sea como sea.
No dejar a ningún niño rezagado.
Crear una familia en la escuela.
Crear un ambiente de aprendizaje novedoso.

¿Cuáles son algunas de las metodologías que promueven un ‘clima positivo’?
Una conducta dulce y sonriente (especialmente cuando no te sientes dulce y sonriente).
Expresión de proximidad y afecto físico.
Demostración de afecto a través de las palabras.
Comentarios positivos. (Reconocer. Reconocer. Reconocer.)
Extender las actividades y conversaciones.

Ser positivo con sus estudiantes es una cosa. Mantener los pensamientos positivos es otra completamente distinta. Los educadores de niños pequeños están permanentemente experimentando frustración y expresando paciencia. Mantener la mente carga de positividad puede ser desafiante y agotador.

Había una vez un niño que asistía a nuestra escuela, a quien llamaré Michael. Todos los días venía a la escuela e invitaba a pelear a los otros niños. En verdad no quería pelear, pero alguien en su familia pensaba que este comportamiento ‘se veía bien’. Me volvía completamente loca. Un día decidí salir de la silla llamada ‘este comportamiento me está volviendo loca’ para sentarme ‘en la silla del lado opuesto’. Ese día le dije, “Michael, ven y siéntate en mi regazo. Te quiero mucho. Cuéntame lo que tú y tu mamá han estado haciendo”. Cada día lo abrazaba. Cada día le decía lo mucho que me importaba… y el comportamiento inapropiado se redujo. Adoptar la posición opuesta, sentarse en la silla opuesta, abrazar la actitud opuesta -es una técnica maravillosa para llenar tu mente de actitudes positivas.

7) Encarando la Relación con Cuidado y Respeto
Entonces, ¿de qué modo muestra el docente su cercanía emocional y social?
¿De qué modo muestra el docente su interés y cuidado por los niños?

Las investigaciones científicas indican que una voz cálida, tranquila y melodiosa es más efectiva que una voz autoritaria y fría, que ordena e impone. De hecho, esta es la que llamo ‘voz del mejor amigo’. Esta es la voz que se usa al hablar con tu pareja o tu mejor amigo. Dulce y melodiosa… no chata y monótona. Piensa y observa la voz que usas al hablar con amigos y compárala con la ‘voz del aula’. Lleva esa voz ‘del mejor amigo’ a la clase y observa los resultados. Observa el sentimiento. Observa la conexión que se produce.

El docente neohumanista atiende las necesidades y solicitudes de todos los estudiantes. Si al docente no le es posible atender la necesidad de un estudiante, debe hacerle saber al estudiante cuándo podrá ser atendido. Puede invitar a los otros niños a ayudar. Aun cuando surja un miedo en apariencia no razonable, el docente reconocerá y dará valor a ese miedo, que es muy real para el niño, y prestará su apoyo para que el niño tenga un mejor sentido del equilibrio, sin que el miedo le afecte.

Es esencial que el docente prescolar modele el comportamiento que deseamos que los estudiantes integren en su ser. Los docentes dicen: “por favor” y “gracias” -¡MUCHAS VECES! Cada vez que el docente solicita algo de un niño (al igual que lo hace con un amigo), ‘por favor’ se incluye en el pedido y cuando el pedido es llevado a cabo, se dice ‘muchas gracias’. Estas palabras son intercambiadas constantemente durante el día. Cuanto más el docente integre el respeto y la consideración en cada niño, más los niños comenzarán a agregar estas palabras (y los sentimientos que las acompañan) al vocabulario verbal que emplean con sus amigos y familiares y las agregarán a su repertorio emocional.

Los docentes reconocen un malentendido personal y un error con un: “Lo siento. No estaba prestando atención.” “Lo siento. No entendí lo que querías.” “Lo siento. Tienes razón. Esto está tomando mucho tiempo.”

Usar la imaginación y creatividad y perder el sentido del ridículo puede permitir al docente avanzar largos trechos. “Oh, Dios mío. Cinco de ustedes necesitan mi ayuda de inmediato. (El docente mueve los brazos hacia arriba y hacia abajo.) ¿Acaso soy un pulpo? ¿Tengo 8 brazos? No, ¿cuántos brazos tengo? Sí, tienes razón. Sólo tengo dos. Así que ayudaré primero a Federico y Allena y luego iré con Finlay, Thea y Sienna.”

En el aula neohumanista los docentes tienen la oportunidad de crear un microcosmos de un mundo posible. El docente puede apoyar el desarrollo de un ambiente compasivo de familia escolar. Es verdaderamente emocionante que la investigación científica esté validando los mismísimos principios fundacionales de la educación neohumanista, reconociendo la importancia y rediagramando las prácticas esenciales ideales para reforzar y alimentar la relación docente-estudiante con el objetivo de sustentar la competencia social y emocional.

Este es mi lineamiento favorito para una enseñanza efectiva en el aula de niños de edad temprana según aparece en los Vedas:

Avancemos juntos. Cantemos juntos.
Conozcamos juntos nuestras mentes.
Unamos nuestras intenciones. Que nuestros corazones sean inseparables.
Para que podamos vivir en armonía y
Hacernos Uno con el Supremo.

Traducido por Gabriel Lyonnet.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>